HACE 35 AÑOS SE ESTRENABA EL ENIGMA DE OTRO MUNDO

HOME / Hoy en la historia del cine / PUBLICACIÓN / HACE 35 AÑOS SE ESTRENABA EL ENIGMA DE OTRO MUNDO

Hoy en la historia del cine

HACE 35 AÑOS SE ESTRENABA EL ENIGMA DE OTRO MUNDO

Una de las mejores películas de todos los tiempos.

John Carpenter siempre demostró una admiración total por Howard Hawks, y no hay que escarbar mucho para notar que Asalto en el Precinto 13 (Assault on Precinct, 1976) fue una carta de amor a Río Bravo (1959). Por ese motivo, el productor Stuart Cohen, un buen amigo suyo durante la universidad, solo podía pensar en su nombre cuando consideró que era un buen momento para una nueva versión de El Enigma de Otro Mundo (The Thing from Another World, 1950). Sin embargo, la remake de aquella monster movie basada en el relato Who Goes There? de John W. Campbell y dirigida por Hawks -aunque en los créditos figure su asiduo montajista Christian Nyby- se chocaba con la producción de Noche de Brujas (Halloween,  1978).

 

La segunda opción fue que el director Tobe Hooper y el guionista Kim Henkel, quienes venían de renovar el terror con El Loco de la Motosierra (The Texas Chainsaw Massacre, 1974), se hicieran cargo del proyecto. A pesar que parecían la dupla acorde, los productores de Universal Studios que habían adquirido los derechos se mostraron disconformes con el primer boceto y paralizaron el proyecto. “Era algo como Moby Dick con un tipo del carácter de Ahab luchando contra un monstruo gigante”, explicó Cohen. Finalmente, el éxito de Alien, el Octavo Pasajero (Alien, 1979), permitió que la adaptación tomara vida nuevamente, y, esta vez sí, con John Carpenter detrás de cámaras y Bill Lancaster a cargo de la reescritura.

El proceso fue tan lento que el realizador casi se toma el palo cuando EMI Films le propuso El Diablo, un western de terror con el que siempre soñó. La incertidumbre frente a su participación llevó a los ejecutivos a barajar reemplazantes como Walter Hill, Michael Ritchie y Sam Peckinpah, pero Carpenter retomó el cargo cuando leyó el material definitivo. Casualmente, su trama estaba más vigente que nunca por la reciente epidemia del SIDA y su lugar central en todos los medios de comunicación. Hay que recordar que la sociedad era bastante ignorante sobre la enfermedad y, quizás sin pretenderlo, el guión hizo una clara referencia a la paranoia general y a los análisis de sangre como única forma de detectar a “la cosa”.

 

Las filmaciones se extendieron por más de tres meses y se utilizaron diferentes sets donde siempre reinó el frío que vemos en escena, tanto en el glaciar Taku, Alaska, como en los estudios de Universal en Los Ángeles que se aclimataron para que todo el equipo se cagase de frío. En tanto, los efectos especiales quedaron en manos de Rob Bottin, un pupilo de Rick Baker, que concibió los mejores animatronics de la época –sí, ese gordo con el estómago devorador que termina calcinado por el lanzallamas de MacReady -. Sorprendentemente, la música no corrió a cargo del mismo Carpenter sino de un genio como Ennio Morricone, quien igualmente mantuvo el estilo minimalista de las composiciones del cineasta.

Finalmente, El Enigma de Otro Mundo (The Thing, 1982) se estrenó un día como hoy hace 35 años y su simbionte extraterrestre fue eclipsado por el marciano benévolo de Steven Spielberg. Algunos críticos se ensañaron con ella y hasta la acusaron de ser “una gran bolsa para vomitar”, mientras que el resultado en la taquilla fue muy inferior a lo esperado -apenas recuperó los 15 millones que costó-. Al igual que Blade Runner (1982), las ganancias se multiplicaron cuando fue lanzada en VHS y alcanzó el estatus de film de culto. Los medios especializados comenzaron a reconocerla como el mejor trabajo de Carpenter junto a Kurt Russell, una dupla de oro para el cine de género. Hoy en día no acusa el paso del tiempo y se mantiene como una influencia contante para nuevas generaciones de cinéfilos y cineastas. Sin ir más lejos, fíjense en el nombre del sitio web que están visitando.

Compartir contenido




Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image