Hace 20 años se estrenaba El Abogado del Diablo

HOME / Hoy en la historia del cine / PUBLICACIÓN / Hace 20 años se estrenaba El Abogado del Diablo

Hoy en la historia del cine

Hace 20 años se estrenaba El Abogado del Diablo

Cuando Al Pacino nos demostró que ya estábamos en el infierno

A mediados de los 90, Andrew Neiderman recorrió los estudios cinematográficos con la intención que adaptaran su novela The Devil's Advocate a la pantalla grande. Consciente que los ejecutivos eran medios perezosos a la hora de leer un libro entero, el escritor se limitó a una sinopsis que escondía mucho de su contenido pero que igualmente resultaba muy atractiva. “Se trata de una firma de abogados en Nueva York que solo representa a personas culpables, y nunca pierde”, repitió una y otra vez.

En el fondo, la propuesta del escritor estaba lejísimos de ser un drama judicial y se acercaba mucho más a una película de terror en sintonía con El Bebé de Rosemary (Rosemary's Baby, 1968) y Corazón Satánico (Angel Heart, 1987). Finalmente, Warner Bros. se hizo con los derechos y planeó una versión que tendría a Joel Schumacher como director y a Brad Pitt como el abogado protagonista. Sin embargo, la falta de un actor relevante para darle vida al mismísimo demonio hizo que la producción se suspendiera.

Años más tarde, cuando los norteamericanos se escandalizaron por el fallo favorable a O.J. Simpson, el proyecto tomó impulso nuevamente con un gran presupuesto y sin el realizador que había matado a Batman. Por ese entonces, el ahora súper reconocido Tony Gilroy se encargó de reescribir el guión para hacerlo aún más siniestro y la dirección quedó en manos de Taylor Hackford, quien venía en plena forma tras Sangre por Sangre (Bound by Honor, 1993) y Eclipse Total (Dolores Claiborne, 1995).

A pesar que ya había rechazado la oferta tres veces, esta vez, el libreto definitivo lo convenció a Al Pacino de tomar el papel de ángel caído, mientras que Keanu Reeves fue elegido como el abogado inescrupuloso y Charlize Theron como la mujer que ve como su vida se transforma realmente en un infierno. Con todo listo, el rodaje se puso en marcha con los poemas Paradise Lost, de John Milton, e Inferno, de Dante Alighieri, como mayores inspiraciones.

Con un gran porcentaje de críticas positivas, El Abogado del Diablo (The Devil's Advocate, 1997) tuvo su premiere un día como hoy hace 20 años en Westwood, California. Como suele suceder cuando un genio está en estado de gracia, lo más recordado de su metraje sigue siendo la actuación endemoniada que nos regaló Pacino. Sin embargo, la narración tiene muchas más virtudes y trasfondos que exceden la representación de lucifer entre los mortales y su amplio abanico de tentaciones.

Casi como una versión oscura de los clásicos enfoques dickensianos, el film pareciera hablar todo el tiempo de las consecuencias de los actos y las posturas amorales que tienen las instituciones que deberían estar al servicio de los indefensos. Porque no importa cuánto meta la cola el diablo, el bien y el mal son elecciones que se hacen todos los días en cualquier ámbito.

Compartir contenido




Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image