South Park: 20 años sin límites

HOME / Sobredosis de Tv / PUBLICACIÓN / South Park: 20 años sin límites

Sobredosis de Tv

South Park: 20 años sin límites

Festejamos el vigésimo aniversario de Cartman y compañía.

Nadie se ha salvado de Trey Parker y Matt Stone. South Park acaba de cumplir 20 años al aire y, en este par de décadas, sus creadores han logrado ofender a todos por igual. Grupos conservadores, progresistas, religiosos, activistas y un enorme etcétera, fueron satirizados con total libertad y sin reparar en consecuencias. A pesar de haber tenido distintos blancos, los grandes episodios del show se han clavado en dos grandes ejes: la doble moral de los adultos y la indulgencia de la sociedad frente a las atrocidades. Todo visto a través de las aventuras de un grupo de amigos que se encuentran a mitad de la escuela primaria.

La serie nació a partir de The Spirit of Christmas (1992), un corto que Parker y Stone realizaron motivados por Brian Garden, un buen amigo ejecutivo de Fox. Aquella animación stop-motion de unos papelitos coloridos fue rehecha tres años después como carta de presentación del dúo creativo. Tras convertirse en uno de los primeros videos virales de una web casi “primitiva”, el sueño fue extenderse y compartir canal con sus adorados Simpson. Después que la cadena los rechazara, el show encontró su lugar en el mundo: Comedy Central. Curiosamente, Stone desestimó una mejor oferta de Mtv porque no le interesaba su audiencia.

Ahora con 277 episodios en su haber, South Park se ha convertido en una de las grandes series de la historia con un nivel de excelencia que ni siquiera ostentan en Springfield. A lo largo de sus veinte temporadas –ya tiene otras tres más confirmadísimas-, pocas veces las hijaputeces de Cartman, la desdicha de Butters o el extremismo de Randy han atravesado bajones importantes. Esto se debe fundamentalmente a la intervención de sus creadores detrás de todos los guiones y la rapidez con la que se lleva a cabo su animación, una cuestión que permite usar temáticas calientes no solo de Estados Unidos sino de todo el globo.

Lejísimos han quedado esas primeras aventuras en las que la muerte de Kenny y las puteadas parecían ser elementos clave. Hace años que los personajes están pulidísimos y las situaciones se acomodaron con fluidez a la coyuntura -¡hasta se han anticipado!- . Incluso, a diferencia de otras series animadas, las parodias de la cultura pop suelen ser funcionales a su propia mitología y no manotazos de ahogado frente a la falta de ideas. Por eso, y por obligarnos a una risa tan culposa como despiadada que desterró para siempre esa vieja discusión sobre los límites del humor, es que amamos cada rincón de Colorado. ¡Por 20 años más!

Compartir contenido




Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image