SPIKE LEE: TALENTO MILITANTE

HOME / Tres Imprescindibles / PUBLICACIÓN / SPIKE LEE: TALENTO MILITANTE

Tres Imprescindibles

SPIKE LEE: TALENTO MILITANTE

Tres películas de un artista que pelea contra la segregación de Hollywood.

La frontalidad siempre se ha mostrado como la mayor virtud de Spike Lee como cineasta. Esa cualidad lo ha llevado a construir una carrera en la que (casi) siempre filmó aquello que afectaba su sensibilidad, no solo como artista sino también como ciudadano. Cada retrato que forjó a través su cámara de las diferencias de clases, las luchas de poder y las apasionantes culturas multiétnicas neoyorquinas ha tenido un enfoque social y realista que nunca prescindió de un sentido total del entretenimiento.

Los sueños de los humildes, el argot de las calles de Brooklyn y las adversidades a las que se enfrentan los negros son cuestiones que identifican a sus dramas, thrillers, sátiras y documentales que suelen tener como factor en común una postura combativa. Realmente toda su trayectoria es un acto de militancia contra una industria que se forjó en la segregación desde que D.W. Griffith prefirió poner a blancos maquillados antes que a afroamericanos en El Nacimiento de una Nación (The Birth of a Nation, 1915).

Según Lee, cada nueva realización suya es un “joint”, una palabra que hace alusión tanto a “porro” como “asociación”, porque prescinde de algunas reglas básicas de la narrativa en su afán de alterar la perspectiva de los espectadores. Ojo, antes de acusarlo de realizar apología a las drogas, les recordamos que el tipo suele ser muy moralista en este aspecto, y muchas de sus producciones reflejan los horrores que causa el crack en los guetos.

En caso de desconocerlo, les recomendamos arrancar con estas tres genialidades y después aventurarse a una filmografía mucho más regular de lo que reflejan los grandes medios. Desde She's Gotta Have It (1986) hasta Chi-Raq (2015) van a encontrar coherencia ideológica –aun con sus momentos más manipuladores-, diálogos intensos y escenas furiosas. Este tipo es tan groso que le perdonamos el final espantoso que tuvo su remake de Old Boy: Cinco Días para Vengarse (Oldeuboi, 2003).

Haz lo Correcto (Do the Right Thing, 1989)

Lee protagonizó, escribió, y dirigió este peliculón que aborda la problemática del racismo desde un lugar callejero –muchos de sus diálogos son las mismas barbaridades que oímos arriba del bondi o en la cola de un negocio-. ¿Qué conduce a odiar a otro por su color de piel? En el humilde (y caluroso) barrio de Bedford Stuyvesant, negros, chinos, italoamericanos y latinos viven en plena tensión por sus propias inseguridades y su afán de imponer su cultura. Después de verla solo podes pensar en que la intolerancia no solo lastima a otros, también autodestruye.

Hermanos de Sangre (Clockers, 1995)

La presentación con imágenes reales de traficantes masacrados, ya anuncia que el cineasta atacará nuestra sensibilidad con circunstancias violentas más cotidianas de lo que creeríamos. El resto del metraje mantiene el impacto y logra retratar la vida de aquellos pibes que no toman consciencia del valor de su propia existencia. Curiosamente, todos los personajes son estereotipos clásicos de un thriller -policía bueno, policía malo, madres padecientes, narcos inescrupulosos, etc.-, pero resultan sumamente genuinos. Además, la banda sonora es gloriosa.

La Hora 25 (25th Hour, 2002)

Antes que torturarse a sí mismo durante horas, un traficante de drogas decide pasar su último día en libertad junto a sus amigos, su padre y su pareja. La idea es maravillosa: tratar de encontrarse consigo mismo a través de la mirada de aquellos que ama.  Si bien el film parece hecho exclusivamente para el lucimiento de Edward Norton –imborrable como putea sin parar frente al espejo-, también lo es para su director. Lee aprovecha para plasmar su amor por Nueva York en cada fotograma y nos regala una narración perfecta que no podría tener un final más poético.

Compartir contenido




Sobredosis de Tv

Hoy cumple años

Hoy en la historia del cine

Tres Imprescindibles


Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image