Jackie Chan: carisma y habilidad

HOME / Tres Imprescindibles / PUBLICACIÓN / Jackie Chan: carisma y habilidad

Tres Imprescindibles

Jackie Chan: carisma y habilidad

Elegimos sus mejores trabajos como director.

Parecía el indicado para recoger el legado de Bruce Lee, pero él se resistió a seguir los pasos de un tipo al que creía único. Lejos de impulsar la filosofía del jeet kune do, Jackie Chan forjó un estilo propio que se nutrió tanto de sus habilidades excepcionales para el kung fu como del humor de genios como Buster Keaton y Charles Chaplin.

Después del gran éxito de La Serpiente a la Sombra del Águila (Se ying diu sau, 1978), su popularidad en China crecería de forma imparable con una sucesión de hits. Rápidamente se animó a meterse en el mundo de la dirección y en La Hiena Indomable (Xiao quan guai zhao, 1979) dejó en claro que no había nadie como él mismo para interpretar sus pasos de comedia y su sentido frenético de la acción.

A sus 63 años, el maestro todoterreno ha decidido dejar atrás sus coreografías más descontroladas como así también sus protagónicos en Hollywood –una industria que nunca le agradó demasiado, pero a la que tarde o temprano volverá-. Al parecer, era el momento adecuado para dejar descansar a un cuerpo que viene bancándose todos sus delirios hace cuatro décadas.

Más allá que todos sus trabajos como realizador –a excepción de la épica 1911 (2011)- contagian una energía impresionante y tienen varias escenas antológicas, aquí hacemos nuestra selección y elegimos nuestras favoritas.

Police Story (Ging chaat goo si, 1985)

A pesar de un argumento serio que podría resumirse como “nuestro héroe frente a unos narcotraficantes”, el humor termina apoderándose del tono del film. Hay peleas imposibles y chistes infantiles, pero en el fondo es la historia de un héroe que logra la redención. ¿Lo mejor? Los diálogos absurdos durante un juicio no tienen desperdicio y el final con miles de cristales rotos es un momento icónico del cine de artes marciales.

La Armadura de Dios (Lung hing foo dai, 1986)

Jackie se pone en modo Indiana Jones y, aunque no sea un cineasta a la altura de Steven Spielberg, se las ingenia para narrar una aventura con una ligereza encantadora. Acá, tal vez por primera vez en su carrera, el metraje parece adoptar un ritmo hollywoodense en vistas al mercado internacional –los escenarios europeos y la inclusión de la Miss Universo Lola Forner, lo delata-. Los últimos 30 minutos son puras acrobacias. Irresistible.

Maestro Borracho (Jui kuen II, 1994)

No es casualidad que este haya sido su título más exitoso en los Estados Unidos antes de dar el salto definitivo. El crack oriental repite la interpretación de peleador escabiado (¡!) que lo consagró a fines de los ´70 y entrega lo mejor de su repertorio. Si sus movimientos “sobrios” ya son todo un espectáculo, la dosis etílica le otorga un tambaleo realmente hipnótico. ¿La historia? ¡No importa! Este es Chan en su plenitud física y creativa.

Compartir contenido




Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image