HECATOMBE: EL RECORRIDO DE UNA BANDA DE ROCK TEATRAL

HOME / Tv / PUBLICACIÓN / HECATOMBE: EL RECORRIDO DE UNA BANDA DE ROCK TEATRAL

Tv

HECATOMBE: EL RECORRIDO DE UNA BANDA DE ROCK TEATRAL

Querer hacer cine y encontrar en YouTube una plataforma ideal, lo que hizo este grupo, a puro humor y amistad.

Hacer ficción es difícil. Hacer ficción en Argentina está todavía más complicado. Piensen entonces lo jodido que debe ser hacer ficción en YouTube, y encima autogestionada. Parece una aventura más cuesta arriba que ganar la pista en modo experto del Daytona, pero hay una banda de rock teatral que lo logró. Hecatombe! hace estragos en la plataforma con sus ficciones, con sus vidas en canciones y con su humor para todos. Estos pibes cordobeses, que rondan los veintipico, forjaron su propio destino a fuerza de risas y, sobre todo, una amistad que nació en los pupitres de un colegio muy chico de Córdoba capital. Lucas Baini se sentó (quizás en un bar, con alguna que otra cerveza de por medio) a charlar con Lucas Lezin, Mateo Pohle Zabala y Agustín Peralta Pando sobre ese camino recorrido.

Se conocen del secundario, ¿pero quién hizo el primer contacto?

Agustin: Lucas y yo, a los 14 años. En el colegio éramos muy ñoños. Teníamos un librito en donde anotábamos las películas que veíamos y los actores que estaban en cada una, y la estudiábamos.
Lucas: Hacíamos eso porque nos gustaba ver a los actores trabajar. Una vez Agus trajo un folleto de una escuela de teatro y me dijo de ir.
Agustín: Se lo dije porque no me animaba a ir solo. Antes, los chicos no iban a teatro, era raro. Ahora digo "qué pelotudo", pero en esa época todos tenemos un montón de inseguridades.
Matt: Yo los conocí ahí, en teatro, y ahí empezamos la amistad.
Lucas: Mientras, en el colegio, con ese ejercicio encima, arrancamos a hacer las obras en actos escolares.
Agustin: Veíamos muchísimas sitcoms, entonces todas las obras tenían esa onda. La historia era de San Martín, pero no hablaba un huevo de San Martín. En el colegio nos dejaban porque hacíamos los actos más entretenidos.

¿Se acuerdan de la obra más extraña que hayan hecho en el colegio?
Agustin: Una sobre Fader. Quisimos hacer su parto, yo salía por entre la pollera de una de las chicas. Con tanta mala suerte que estaba el nieto posta de Fader, que había ido al acto y se ofendió. Se levantó y se fue.
Lucas: Cosas así hicimos varias, muchas cosas escatológicas y eso, pero nos bancaban. El resto del equipo se fue sumando porque les divertía actuar con nosotros.
Matt: Son cosas que migraron a los videos de Hecatombe. Por ejemplo, estos chistes escatológicos están presentes en uno de nuestros últimos videos, el del baño público, o el parto de Fader terminó siendo un parto de un alien en otro video.

¿Cómo llega el primer video a Internet?

Lucas: Dos años después de egresar, estábamos en la casa de Agus y encontramos un par de esos videos que filmábamos jodiendo durante el secundario. Había muchísimas bizarreadas, como una parodia de Titanic y un noticiero temático.
Agustin: Viendo esos videos nos dieron ganas de empezar a filmar, y flashamos esa misma noche.
Lucas: Bien virgos, teníamos 20 años, era viernes a la noche y nos juntamos los cinco a grabar. Como estaba de moda el tema de hacer playback con canciones, nos subimos al auto, empezamos a pasar temas y ahí empezó ConCierto Entusiasmo.
Matt: Lo que siempre me sorprende es que ese mismo día tomaron la sabia decisión de subirlo a un canal nuevo de YouTube, ya con un nombre, en vez de cargarlo a la cuenta personal de alguno de ellos.
Lucas: El nombre Hecatombe salió ahí en media hora, porque necesitábamos ponerle de alguna manera para hacer el canal y cargar el video.
Agustin: Casi se llama Concierto Entusiasmo, o Rockola Rutera, porque no es que había una idea de seguir haciendo otro material.

Concierto Entusiasmo fue el primer pilar de Hecatombe, ¿cuál sería el segundo?

Matt: Grasancrem, que vino, por suerte, muy seguido. Ahí nos marcó que la ficción podía funcionar. Nos dejó apostar por ese camino, que era por el cual queríamos ser destacados, por hacer ficción dentro de YouTube.

¿Cómo lograron tener la frecuencia de un video por semana, al hacer ficción con tanta producción?

Matt: En YouTube ya hay ciertas reglas, que si las seguís, se nota en los números de suscriptores y reproducciones. Una de esas es la frecuencia semanal, y este año dijimos que para crecer teníamos que llegar a eso. Por eso sumamos mucha gente a nuestro equipo detrás de escena.

¿Hecatombe se autogestiona?

Agustin: Sí, no a través de las vistas en YouTube directamente, porque para eso tenés que ser uno solo y ser El Rubius. Pero esas visualizaciones nos acercan a marcas, y es un gran parlante que nos ayuda a llevar a la gente al teatro cuando hacemos obras.
Matt: Con este cambio de frecuencia tuvimos que cambiar el esquema de trabajo. Antes filmábamos algo, lo editábamos y lo sacábamos. Este año nos dedicamos durante febrero, y marzo a generar material hasta julio. Mientras escribimos guiones, hay gente editando el material ya filmado. Es un formato más de temporada, televisivo. Necesitábamos adelantar trabajo también porque tenemos otro proyecto que son dos series de televisión.

¿Cómo es eso? ¿De qué tratan y en qué estado están?

Agustín: Son dos historias que presentamos en concursos del INCAA y ganamos, así que conseguimos un presupuesto para desarrollar dos series. Una es una miniserie web de seis capítulos, que va a ir a nuestro canal. Todavía no podemos decir el nombre, porque capaz que cambia.
Matt: El otro sí es una serie preparada para televisión, aunque todavía no sabemos si iría por un canal de tele o en una plataforma on demand. Recién estamos escribiendo los guiones. Van a ser seis de 25 minutos, al estilo sitcom. Todo esto trabajado por los mismos Hecatombe de siempre, más el equipo que nos permite contratar el presupuesto que ganamos.

¿Se acuerdan de la primera función que hicieron juntos en un teatro?

Lucas: Como Hecatombe hicimos Boda por la Borda, en una sala municipal, como para juntar plata y cambiar la cámara. Esperábamos que fuesen nuestras familias y alguno que otro más, pero empezamos a llenar la sala, fue tremendo.
Matt: De repente la gente se sorprendía en Córdoba de que haya adolescentes en el teatro, porque eso allá no pasa. Se suponía que íbamos a hacer cuatro funciones y terminamos con más de 100, cambiando de teatro por la Ciudad de las Artes, que es el más importante de Córdoba.
Agustín: Hasta salimos de gira, todo autoproducido, obvio. Yo buscaba por Internet teatros en distintas provincias y averiguaba los costos. El que tenía ganas de girar era yo, entonces me puse el proyecto a los hombros. Compraba los boletos e íbamos en micro común, sin pasaje de vuelta.


Hasta ahora recorrimos el camino del arcoiris de Hecatombe, ¿hubo momentos en donde pensaron en dejar o se bajonearon?

Matt: Sí, claro. Después de hacer la obra Boda por la Borda en Carlos Paz, los videos no estaban funcionando de la forma que esperábamos. Veíamos a otros Youtubers crecer y nuestros números iban para abajo. Cargamos mucho el canal con contenido de lo que era Carlos Paz y la gente se hartó.
Agustín: Encima en ese momento se había acercado una productora internacional muy importante con la propuesta de producirnos. Era el sueño de todos, era que te pagaran por hacer los videos, era llegar. Pasamos mil etapas de selección, incluso la final. Hicimos una fiesta para celebrar que nos habían elegido y todo, pero de repente cae un mail que nos decía que si bien habíamos pasado todas las etapas de selección, lo que íbamos a hacer no iba a funcionar en ese momento. Creo que nunca estuve tan deprimido.
Lucas: Por suerte justo ahí llegó La Vida en Canciones 1, que con eso explotó todo.
Agustin: Es el as de espadas, y además es un recurso inagotable, porque podés hacer cinco, seis, siete, doce, que la historia siempre va a ser diferente.


También se hacen cargo que no inventaron el formato, sino que le dan una identidad propia y eso es lo que las hace funcionar.

Agustin: Tal cual, es reinventar cosas que ya están hechas, porque te das cuenta que ya está todo ideado. Me pasó mil veces ver Monty Python y descubrir cosas que yo había imaginado y creía que las habían inventado, un boludo.
Matt: Incluso, sobre La Vida en Canciones, Midachi tiene un sketch que es así. A lo nuestro le ponemos vestuario, lo filmamos de otra manera, jugamos con la estética. Esos son elementos diferenciales.

¿Consumen más youtubers o televisión?

Matt: Todos vemos muchas series, más que nada. No somos muy consumidores de youtube. Lo que sí es algo común es maratonear series, o ver varias películas.
Agustín: Quizás con los chicos de Bajo Ningún Término nos es fácil reflejarnos. De hecho, tienen un humor más adulto con el que nos gusta medirnos. Si pensamos que un chiste se está yendo muy a la mierda, vemos con qué jodió BNT y si está ahí, nos quedamos tranquilos.
Lucas: Cuidamos mucho el estilo de humor, porque sabemos que nos siguen chicos y la verdad es que queremos ser algo que a los padres les guste, que les guste que sus hijos vean Hecatombre.

¿YouTube sigue siendo la piedra fundamental de Hecatombe?

Matt: Sí, y hoy más que nunca. Porque YouTube mismo nos sumó a esa especie de familia, y nos invita a eventos, abre puertas, nos ayuda muchísimo.
Agustin: Y además porque el mundo está tendiendo a eso. Nosotros siempre soñamos con tener una serie, producir un programa o hacer cine. Pero la verdad es que la industria está tendiendo hacia el lado online. La televisión sigue siendo muy fuerte, pero nosotros queremos ser parte de ese cambio.

 

Compartir contenido





Sobredosis de Tv

Hoy cumple años

Hoy en la historia del cine

Tres Imprescindibles


Revista - La Cosa Cine  

¡ Suscríbete a la revista formato digital y recibila en tus dispositivos móviles !

Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image
Image